La jueza de Estella decide investigar la denuncia de “Koldo” por abusos sexuales en el Colegio del Puy, hace cincuenta años

ABRIL

 

El juzgado de Estella ha ordenado abrir diligencias previas en torno a la denuncia presentada por un vecino de Estella, por abusos sexuales contra el que fue primer director del Colegio Diocesano  de Nuestra Señora del Puy, José San Julián Luna, quien pasa a ser investigado.

En un auto fechado el 1 de abril, la jueza considera que al haber fallecido el denunciado, queda extinguida la responsabilidad penal, aunque subsiste la acción civil contra sus herederos y causahabientes, siendo estos últimos  las personas que por sucesión o transmisión adquieren los derechos, en este caso, de quien ha sido objeto de la denuncia.

La magistrada hace referencia a la ley de enjuiciamiento criminal y dice que “en los supuestos en que aparezcan exentos de responsabilidad criminal los procesados, se procederá al sobreseimiento libre”.

En la denuncia, a la que ha tenido acceso Estella Noticias, se indica que los presuntos abusos sucedieron entre  1962 y 1968, cuando el denunciante tenía entre ocho y catorce años.

En el atestado, este estellés asegura haber sufrido tocamientos por parte de Don José San Julián y que este llegó a introducirle los dedos en el ano.   En su relato indica que cuando era llamado al estrado para resolver un ejercicio, el religioso le pedía que se acercara a él, y era entonces cuando se producían los tocamientos, incluso delante del resto de alumnos de la clase.

Más adelante, esta persona, confiesa que alguna vez llegó a negarse por lo que fue sujetado por las patillas, recibiendo varios bofetones de castigo. Asevera que nunca dijo nada a sus padres, porque estos eran muy religiosos y por el hecho de que además de su timidez, tenía un enorme complejo y sentimiento de culpa.

Según su declaración, los abusos cesaron cuando alcanzó los doce años de edad. A partir de esa negativa el profesor le castigó suspendiéndole todas las asignaturas por lo que a los catorce años, se vio en la necesidad de cambiar de colegio.

De la misma manera, este vecino de Estella ha indicado, ante la Guardia Civil, que le consta que al menos otros tres niños, también sufrieron abusos sexuales por parte de la misma persona.

Como consecuencia de estos hechos, ha indicado que desde entonces viene necesitando atención psicológica y que los propios doctores le han animado a presentar la denuncia.

A los pocos días de que fuera presentada esta denuncia se presentó una segunda por parte de otro ex alumno del mismo centro educativo.

En este caso fue interpuesta ante la Policía Foral refiriéndose a hechos similares y en el mismo periodo de tiempo, a caballo entre las década de los sesenta y setenta del siglo pasado. En este caso el denunciante indicó que aunque no hubo penetración, sí que el sacerdote le obligó en repetidas ocasiones a desnudarse. Por ese motivo la denuncia es por abusos y no por agresión sexual, al igual que ocurrió con la primera.

Por su parte el Arzobispado señaló en un comunicado que la diócesis no había recibido ninguna notificación sobre los supuestos abusos sexuales en el colegio católico de Estella. Agregando, sobre el sacerdote acusado, que sirvió en la ciudad del Ega y que falleció hace 25 años, por lo que «ha resultado imposible conocer el contexto ni el alcance de los hechos denunciados, ni comprobar su veracidad».

Desde el propio colegio aseveraron no tener más conocimiento del tema que ha trascendido en los medios de comunicación.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s