Pablo Hermoso de Mendoza regresa a Estella-Lizarra

Una vez finalizada su temporada mexicana y ya totalmente relajado, Pablo Hermoso de Mendoza decidió realizar una actividad tan inusual como curiosa. Se acercó al centro del pueblo donde lleva casi veinte años pasando sus inviernos, San Miguel de Allende, y por sus preciosas calles paseó junto a su caballo ALBINO. Disfrutó, de una mañana diferente y un tanto pintoresca, en la que los vecinos, tanto mexicanos, como norteamericanos, lo veían pasar, lo reconocían, algunos se extrañaban y muchos se pudieron fotografiar con su ídolo.

También él disfrutó del calor y color de una de las ciudades coloniales más bonitas de toda la República y del calor y generosidad de sus vecinos, todo ello en un horario que para el jinete no suele ser habitual pasear por San Miguel.

Así Hermoso de Mendoza se despidió por unos meses de la que es su segunda casa y a la que nada más terminar la temporada en Europa regresará junto a su hijo Guillermo para volver a realizar una nueva temporada por estas tierras a la que tanto cariño y gratitud les profesa.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s