El Izarra pierde ante el Calahorra (0-1) y cae a puestos de descenso

MARZO

No comenzó bien la tarde para un Izarra que se vio obligado a sustituir a Maestresalas por Deivid, después de que el central estellés se lesionara en el calentamiento. Su puesto y su dorsal lo ocupó Deivid, quien, a su vez,  tuvo que abandonar el campo en el minuto once por lesión, para dejar sitio a un Javi Alonso, que apenas un cuarto de hora antes, estaba fuera de la convocatoria.

No eran los mejores augurios para una tarde de urgencias.

Lo que mal empieza, suele terminar peor y es lo que ocurrió.

La derrota deja al Izarra muy tocado, en puestos de descenso a tres de la salvación y con nueve partidos por delante, que serán nueve finales sin apenas margen para el error.

Antes de cumplirse el primer minuto ya dispuso el Izarra del primer saque de esquina que la defensa despejó sin mayores problemas. El conjunto local aprovechó para adelantar al centro del campo la línea defensiva en un intento de recuperar el balón cerca del campo contrario. De esa manera impidió que los riojanos se acercaran con opción de pensar hasta el área de Iricibar.Así pudo hacerse con la posesión y comenzar a dominar el choque.

Por su parte, los rojillos, intentaron buscar la espalda de los laterales para aprovechar la verticalidad, tanto de Obeng como de Parla, pero sin generar inquietud entre la zaga local. Tanto Eguaras como Albisu podían con sus pares, por lo que las parejas de centrales podían atar corto a Manjón, única referencia dentro del área de un Calahorra que comenzaba a jugar sin complejos.

En el minuto siete una falta lateral era rematada en segunda instancia, por el central Martínez, pero su cabezazo fue manso a las manos del cancerbero local.

El Izarra tardó un cuarto de hora en aproximarse de nuevo hasta la meta de Zabal. Fue con una jugada habitual tras el lanzamiento preciso de Cabrera en busca del desmarque de Laborda, quien tras realizar un buen control orientado, no pudo afinar su disparo y el balón salió ligeramente desviado.

A partir de ese instante el encuentro se trabó en la lucha del centro del campo con un sinfín de faltas que no permitió la continuidad del juego, dejando a la tarde sin ritmo, sin ocasiones y sin que ninguno de los dos conjuntos ofreciera nada, más allá de lo previsto. Estaba claro que las defensas se iban a imponer a los atacantes. Al fin y al cabo era cuestión de mayorías. Por momentos parecía imposible bajar el balón al suelo, por lo que los minutos transcurrían simplemente en busca de que con el pasar del tiempo se produjera una mínima ventaja, a través de una falta, de un saque de esquina, de un despiste, o simplemente un error, como así fue.

Al filo de la media hora el Calahorra dispuso de su primer saque de esquina, sin generar nada más allá de una aproximación sin consecuencias.

La mejor combinación de la primera mitad, llego a falta de diez minutos para el descanso, cuando la internada de Chema por la banda derecha, busca con un centro raso y templado, el remate de Toni, quien en boca de gol no llega por milímetros. Con el tiempo cumplido una excelente jugada de Areso, le permite plantarse con el balón controlado  dentro del área, pero su disparo encuentra la aposición de la madera. Desde ese momento y hasta que el árbitro señaló el intermedio apenas nada más que reseñar, salvo los incansables ánimos que la bulliciosa afición visitante regaló a los suyos. Todo parecía indicar que estábamos a punto de asistir al décimo cuarto empate de la temporada para el C.D. Izarra. Solo la segunda mitad, nos iba a sacar de dudas.

En la primera jugada tras la reanudación, un exceso de confianza le cobra a Cabrera una tarjeta amarilla y posibilita una falta a siete metros del área que salva con apuros Eguaras cuando Iricibar parecía batido. A renglón seguido es Toni García quien intenta sorprender, desde lejos al meta rival con un lanzamiento de falta directa que sale por encima del travesaño. En estos primeros minutos de la reanudación, el Calahorra comenzó a ganar la batalla en el centro del campo, frente a un Izarra que se vio penalizado con dos tarjetas amarillas, como consecuencia de las faltas con las que intentó detener el empuje riojano. Fernández, Almagro y Goñi, les ganaban de manera clara la partida en la medular a Alonso, Hinojosa, y Chema. En el minuto cincuenta y cinco pudo llegar el gol visitante, como consecuencia de un saque de esquina que permite que el balón cruce de lado a lado el área pequeña sin encontrar rematador. El Izarra sufría y pasaba los peores momentos en esos primero minutos de la segunda mitad, sin apenas poder hacerse con el balón. No fue hasta que ya estaba cumplida la hora de partido cuando los estelleses buscaron con un tímido disparo de Javi Alonso inquietar a la zaga contraria. En este primer cuarto de hora del segundo acto, los calagurritanos ya habían dispuesto de cinco saques de esquina, lo que da muestra del dominio del que gozaban, mientras que su rival parecía contentarse con buscar en el contraataque un arma que, sin embargo, se mostraba inofensiva.

Una nueva falta lateral, botada por Goñi obligaba a Iricibar a despejar de puños con apuros, mientras que en el otro extremo del campo Zabal asistía al desarrollo del juego sin apenas verse obligado a intervenir.

Coincidiendo con la entrada de Valdo por Areso, llegó ene minuto 72 una falta en la esquina izquierda del área foránea. Sin embargo el lanzamiento de Eguaras se estrelló en la barrera. La jugada animó a los locales, quienes un minuto después dispusieron de un córner que obligó a desperezarse a Zabal. El duelo alcanzaba, así, el último cuarto de hora. Media hora habían tardado los pupilos de Rodrigo Hernando en sacudirse el dominio calagurritano. En el minuto ochenta, Rodrigo Hernando sentó al lateral izquierdo Albisu para dar entrada a Chilunda, en un intento para aprovechar la velocidad del jugador tanzano, pero el Calahorra seguía sin ceder espacio en su campo. Para entonces el empate ya era un buen resultado para los jugadores de Miguel Sola. Durante los últimos minutos el Izarra encerró a su rival en su propio campo, pero sin poder rematar entre los tres palos.

Valdo lo intentó de falta directa esquinada, en el minuto 88, pero el esférico salió muy desviado. Superado el tiempo reglamentario un error de Cabrera, cuando su equipo ya jugaba con una línea de tres defensas, era aprovechado por la velocidad de Carralero para plantarse solo ante Iricibar y batirle por bajo. El gol hacía viajar los tres puntos hasta La Rioja baja y hundía, tanto anímicamente como en la clasificación, a un Izarra que como mucho se había hecho acreedor al empate, pero que perdió una final en la que fue ligeramente peor que su rival.

Izarra: Iricibar, Eguaras, Albisu (m 80 Chilunda), Cabrera, Endika, Deivid (m 11 Javi Alonso), Areso (m 72 Valdo), Hinojosa, Laborda, Chema, Toni.

Calahorra: Zabal, Iribarren, Morgado, Martínez, Achaide, Fernández, Parla, Almagro, Manjón (m 86 Benito), Goñi (m 77 Carralero), Obeng (m 59 Ubis).

Goles: 0-1  m 92.Corralero

Árbitro: Dirigió el encuentro el colegiado el colegiado vasco Velasco Arbaiza, ayudado por Aostri Durán y Sáez García, mostró tarjetas amarilla a Cabrera y a Albisu por el Izarra y a Iribarren y Ubis por los visitantes.

Incidencias: Algo más de medio millar de espectadores en Merkatondoa, en una de las mejores entradas de la temporada. La directiva local decretó el partido como día de ayuda al club.


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s