El Izarra vuelve a empatar en casa. Esta vez sin goles y ante el Langreo

para estella noticias

Sabedor de la importancia que tenían los tres puntos puestos en juego, el Izarra intentó dominar de salida el encuentro y fruto de ese ímpetu llegó la primera ocasión, a los dos minutos. Fue a raíz de un saque de esquina botado por Toni que obligó al meta astur a despejar de puños. Esa declaración de intenciones fue la tónica durante la primera mitad: dominio territorial de los navarros con un Langreo agazapado, buscando sorprender a la contra. En esa situación la plantilla de Hernán Pérez parecía encontrarse cómoda, solventando los centros que desde la banda derecha iba colocando Toni sin encontrar el remate de los delanteros. En el otro área, Iricibar era un espectador más, pendiente únicamente de recibir las cesiones de sus defensas.

Fruto de ese dominio territorial Chema Moreno intentó en el minuto trece sorprender a Adrián con un lanzamiento lejano, que el meta atajó sin dificultad. La presión ejercida en la medular comenzaba a ser efectiva, y el Izarra recuperaba balones que orientaba una y otra vez hacia las bandas, donde tanto Toni como Areso impedían que los laterales contrarios pudieran atravesar la línea divisoria.

Sin embargo, ninguna de las dos estrategias desplegadas sobre el césped de Merktondoa permitía generar peligro ante la impaciencia de los aficionados. Los locales continuaban colgando balones desde los extremos, ante un portero muy concentrado. En el minuto veintitrés Hinojosa estuvo a punto de anotar el primer gol, al rematar en el área pequeña un servicio de Toni. El balón se estrelló en el cuerpo de Adrián, quien supo cubrir de esa manera todo el hueco de la puerta. Apenas dos minutos más tarde era Areso, quien por la otra banda centraba para que el remate de Toni, saliera desviado. Poco a poco, el Izarra empezaba a hacer valer su dominio territorial, generando ocasiones cada vez más claras. Por su parte los jugadores del Langreo, seguían esperando su oportunidad, confiando en que  un error  de su rival les permitiera inaugurar el marcador. Ese toma y daca copó el primer acto con poco más que reseñar.

Por momentos daba la impresión de que ambos conjuntos estaban más preocupados de no perder, que de asegurarse una victoria tan necesaria para las aspiraciones y necesidades de unos y otros. En el último instante de la primera mitad, estuvo a punto el Izarra de cantar gol, merced a un cabezazo de Cabrera a la salida de un córner. De nuevo la actuación de Adrián, el mejor de su equipo en este periodo, dejó el luminoso con el cero a cero.

La segunda mitad comenzó con un Langreo más ofensivo que adelantó unos metros la línea de presión. A pesar de ello, sus posesiones apenas aguantaban más de tres pases, con un Izarra muy pendiente del trabajo defensivo. De esa manera todo el juego se concentraba en escasos metros, sin que el balón pudiera llegar a las áreas. Algo que solo sucedía en contadísimas ocasiones y casi siempre a balón parado. El encuentro continuaba abierto, sin un claro dominador, sin apenas ocasiones de peligro, y cuando éstas llegaban no existía precisión alguna. Como cuando en el minuto cincuenta y cuatro, Hinojosa remató muy por encima del larguero el pase de la muerte servido por Areso.

Alcanzada la hora de partido, todo seguía igual; Izarra y Langreo seguían guardando la ropa sin apenas nadar. Fue entonces cuando Rodrigo Hernando sentó a Toni para dar entrada a Deivid. La sustitución no modificaba el dibujo táctico, pero ofrecía otra alternativa en el juego de creación. Fue de nuevo a balón parado como llegó una nueva oportunidad para los estelleses, cuando el saque de esquina encuentra el tímido remate de Albisu que se pasea por el área pequeña sin encontrar remate alguno. Al poco era Deivid quien sí que encuentra un balón en el área pero su disparo sale muy desviado. Los locales buscaban con mayor convicción la victoria, por su parte los asturianos seguían confiando en un detalle, un error, o un golpe de suerte con el que rentabilizar su confianza.

A falta de un cuarto de hora, Rodrigo Hernando puso toda la carne en el asador, con un doble cambio. Los puestos de Hinojosa y Areso eran ocupados por Maestresalas y Sagües. De esa forma el Izarra iba a buscar más velocidad y juego por la banda, además de  una mayor presencia en el juego aéreo. Para entonces la escuadra visitante parecía dar por bueno el empate y decidió ceder más espacio a su rival y empezó a esperar que se cumpliera el tiempo. A pesar de que el dominio era cada vez mayor, los de blanquiazules no eran capaces de inquietar al meta contrario. Ni Alain ni Jorge estaban dispuestos a permitir el remate de los delanteros navarros. Los centrales asturianos estuvieron impecables durante todo el partido, sin realizar ninguna concesión. El reparto de puntos deja al Izarra donde estaba, en puesto de descenso con veintisiete puntos y aunque el Langreo ha perdido un puesto, sigue con opciones de entrar entre los cuatro primeros y jugar la fase de ascenso a segunda división B.

Izarra: Iricibar, Eguaras, Albisu, Cabrera, Endika, Cisneros, Areso (m 78 Maestresalas), Hinojosa (m 78 Sagües), Laborda, Chema, Toni (m 62 Deivid).

Langreo: Adrián, Álvaro, Cabranes, Alain, Jorge, Zubiri, Aimar (m 75 Omar), Héctor (m 90 Lavsamba), David, Javi (m 86 Cristian), Riki.

Árbitro: Dirigió el encuentro el colegiado aragonés Baiges Donés, ayudado en las bandas por Mediavilla Pellicén y Blasco Val. Mostró cartulinas amarillas a Riki y a Héctor por el Langreo.

Incidencias: 350 espectadores en Merkatondoa, la entrada habitual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s