La Presidenta Barkos recibe a la estellesa, Lucía Odria Larrión, superviviente de un convoy de deportación a Mauthausen

cropped-montaje.png

 

El encuentro se enmarca en las iniciativas del Gobierno de Navarra de reconocimiento y reparación a las víctimas del golpe militar de 1936

La Presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha recibido esta mañana en su despacho a Lucía Odria Larrión, la mayor de las tres hermanas naturales de Estella-Lizarra que sobrevivieron en 1940 al primer convoy de deportación de civiles en Europa al campo de concentración de Mauthausen. El encuentro se integra en las acciones de reconocimiento y reparación emprendidas esta legislatura por el Ejecutivo foral de las víctimas del golpe militar de 1936.

Durante la recepción, Lucía Odria Larrión, de 92 años y que reside en Vitoria- Gasteiz, ha estado acompañada por su hija, Puy Redondo Odria.

La Presidenta, junto con la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales Ana Ollo, ha querido expresar el apoyo institucional del Gobierno de Navarra a las familias y asociaciones de familiares de víctimas de la represión franquista. Durante el encuentro, la Presidenta ha podido conocer el relato de Lucía y su familia, que padeció en su infancia el exilio tras el golpe militar del 36 y las consecuencias de la II Guerra Mundial.

La familia de Lucía fue confinada en los campos de Argelès Sur Mer, Gurs y Les Alliers, para embarcar posteriormente en Angouleme en un tren que se dirigía a la localidad austríaca de Mauthausen. Allí desembarcaron a los hombres y chicos mayores de 13 años, entre los que se encontraban el padre y el hermanastro de Lucía, Antonino y Josetxo.

Desde Mauthausen, el convoy fue dejado en una vía muerta de la frontera franco-española, ya solo con mujeres y niñas en su interior. Las hermanas Odria Larrión fueron entregadas a la Casa de Misericordia, el orfanato de Estella-Lizarra, lugar en el que permanecieron hasta su emancipación.

Tras un año de padecimientos en Mauthausen-Gusen, el padre, Antonino Odria y Josetxo, fueron asesinados en la cámara de gas del Castillo de Harheim, en septiembre y diciembre de 1941, respectivamente.

Justicia y reparación

Desde su constitución en 2015, el Gobierno de Navarra, a través de la Dirección General de Paz, Convivencia y Derechos Humanos, ha asumido el liderazgo en el reconocimiento y la reparación de las víctimas del golpe militar del 36 y sus familias. En este sentido, el ejecutivo ha organizado varios actos de reconocimiento y reivindicación a la memoria de los navarros y navarras que padecieron la violencia tras el golpe militar del 36. Entre otros, se ha celebrado un acto en recuerdo de los funcionarios asesinados, el homenaje a docentes que sufrieron las represalias de la dictadura, a los navarros y navarras internados en el campo de Gurs y a las personas impulsoras de las exhumaciones tempranas a finales de los años 70 en varias localidades navarras.

Este año, además, se conmemora el 80 aniversario de dos acontecimientos trágicos: el masivo exilio republicano y el inicio de la II Guerra Mundial. En el caso navarro, centenares de personas cruzaron la frontera con Francia ya desde 1936.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s