El paro desciende en toda Navarra menos en Lodosa, baja en junio en 835 personas situándose en 35.938 parados.

En un año la reducción ha sido de 3.720 parados y paradas, lo que supone un descenso del 9,4%, la mejor cifra desde 2005

paro--644x362

El número de personas desempleadas registradas en las Agencias del Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare (SNE-NL) se ha situado al finalizar junio en 35.938 personas, con un descenso de 835 personas en un mes  y 3.720 en un año.

El Observatorio de la Realidad Social del Departamento de Derechos Sociales, que es el organismo encargado de la explotación y análisis de los datos provenientes del SISPE ( Sistema de Información de los Servicios Públicos de Empleo ) hace una valoración positiva de los datos de desempleo correspondientes a junio, ya que el paro desciende en 835 personas en un mes, un -2,3%, y en 3.720 personas paradas en un año, un -9,4%. Por tanto, continúa el descenso del desempleo.

El Observatorio de la Realidad Social subraya que la incidencia estacional hace que a partir de febrero hasta aproximadamente septiembre se produzca una etapa de bajada del paro para incrementarse hasta principios de año, independientemente del ciclo económico. La cuestión, es comparar la intensidad con la que se producen esas fluctuaciones.

De esta forma, como suele ser habitual en los últimos años, junio suele ser un mes favorable en cuanto a la caída del paro registrado, así ha sucedido desde 2014 y en los años precedentes a la crisis. Pero más allá de esa incidencia estacional conviene destacar que la intensidad con la que se ha reducido el desempleo en términos anuales es superior no sólo a los descensos de los últimos años sino también a las caídas de los años precedentes a la crisis, 2006 y 2007. Los últimos descensos anuales han sido los siguientes: en 2016, el desempleo registrado descendió un -7,6%, en 2015 la bajada se situó en el -8,9% y en 2014 fue del -8,4%. Hay que recordar que en 2013 se produjo un crecimiento anual del paro del 5,3%.

En términos absolutos de desempleo hay que remontarse ya hasta 2008 para encontrar unas cifras de paro registrado inferiores a la actual.

Por otra parte, no conviene olvidar que la cota máxima de desempleo se alcanzó en Navarra en febrero de 2013, en ese mes la cifra de personas desempleadas fue de 56.524. Es decir, desde entonces la reducción del paro ha sido del -36,4%, lo que supone un descenso de 20.586 personas paradas registradas. De esta forma, si se tiene en cuenta que entre la cota mínima de desempleo (mayo de 2007) y la máxima (febrero de 2013) se produjo un aumento de 37.679 personas desempleadas y que desde entonces se ha reducido el paro en esas 20.586 personas, se ha rebajado o “reparado”, en términos porcentuales, un 54,6% del desempleo producido, es decir, más de la mitad. En términos de creación de empleo, cabe señalar que entre mayo de 2008 y febrero de 2014 la afiliación a la Seguridad Social cayó en 43.749 personas; hoy, en junio de 2017 se han recuperado 28.032 personas más afiliadas a la SS, lo que supone un 64%.

Otro elemento de especial transcendencia es el relativo a la cobertura del Sistema estatal de protección por desempleo. Los últimos datos presentados vuelven a reflejar la evidente limitación del sistema estatal, el nivel de cobertura sigue descendiendo en Navarra. La tasa de cobertura por desempleo en Navarra correspondiente al mes de mayo, último dato disponible, es del 45,5%. Es decir, más de la mitad de las personas desempleadas con experiencia laboral carecen de cobertura en este sistema (un 54,5%). Si se tiene en cuenta al conjunto de la población desempleada, el número de personas paradas sin cobertura en Navarra se cifra en 21.613 personas. De ahí la gran importancia de contar con herramientas propias de apoyo como la Renta Garantizada.

En el Estado, la tasa de cobertura asciende hasta el 54%, es decir, es 8,5 puntos superior. De hecho, mientras que en Navarra la tasa de cobertura ha descendido en un año en 1,5 puntos, en el Estado ha aumentado en algo más de un punto (1,1 puntos).

Afiliación a la Seguridad Social y contratación

Respecto a la afiliación a la Seguridad Social los datos reflejan un leve descenso mensual. El número medio de personas afiliadas a la Seguridad Social en Navarra se sitúa en el mes de junio en las 271.532, por tanto, 291 menos que el mes anterior pero 6.369 más que hace un año. Estas variaciones suponen en términos porcentuales un descenso del -0,1% en un mes y un crecimiento anual del 2,4%.

Respecto al incremento anual, es cierto que resulta algo menor que el del Estado, 3,8%, aproximadamente 1,4 puntos menos. Sin embargo, se debe reseñar que la comparativa con las comunidades con menores tasas de paro muestra una evolución anual, en cuanto al aumento relativo de la afiliación, más positiva. Ya se ha indicado que en Navarra, la comunidad con menor tasa de desempleo, se ha dado un incremento anual de la afiliación del 2,4%. Pues bien, en el País Vasco, segunda con menor tasa de paro, el incremento anual ha sido algo menor, un 2,2%, mientras que en La Rioja, tercera comunidad con menor desempleo, el incremento anual ha sido también del 2,4%, siendo el descenso mensual incluso algo mayor (-0,3%).

No conviene olvidar tampoco que la cota mínima de afiliación se alcanzó en enero de 2014 con 243.505 afiliaciones. Por tanto, si se tiene en cuenta el último dato de junio, se ha producido un aumento de 28.027 afiliaciones, un 11,5%.

En cuanto a la contratación, los datos correspondientes al mes de junio resultan claramente positivos.

El número de contratos con centro de trabajo en la Comunidad Foral registrados en el Servicio Navarro de Empleo-Nafar Lansare durante el mes de junio ha sido 35.304, esta cifra supone un aumento de 2.569 contratos respecto al mes anterior, un 7,8% y un aumento anual del 11%, lo que ha supuesto 3.508 contratos más respecto a junio de 2016.

Otro elemento a destacar de manera positiva es el mayor aumento anual de la contratación indefinida, siendo mayor que la temporal. El número de contratos indefinidos ha aumentado en un año un 16,9% mientras que se ha dado un incremento anual del 10,7% en el caso de los contratos temporales.

Sin embargo, en términos mensuales, la contratación indefinida ha aumentado únicamente un 0,73% mientras que la temporal lo ha hecho en un 8,3%.

Estas variaciones han hecho que el peso de la contratación indefinida se sitúe aproximadamente en el 5,5% de la contratación realizada durante el mes de junio.

Por otra parte, en términos acumulados (primera mitad del año, ene-junio) el incremento de la contratación con respecto al mismo periodo de 2016 ha sido del 4,2%. De esta forma, respecto a la primera mitad de 2016 se han registrado 7.255 contratos más. Las variaciones resultan todavía más positivas respecto a 2015 y 2014. El número de contratos registrados en la primera mitad de 2017 es un 13,4% superior a los del mismo periodo de 2015 y un 29,9% con respecto a 2014.

En cuanto al tipo de contratación, el incremento de la contratación indefinida ha sido claramente superior. En el periodo comprendido entre enero y junio de 2017 el número de contratos indefinidos ha aumentado un 11,3% respecto al mismo periodo de 2016 mientras que el número de contratos temporales se ha incrementado un 3,8%.

Desglose de datos del paro

Por Agencias de Empleo, y en términos mensuales, se ha producido un descenso respecto al mes anterior en todas las agencias salvo en Lodosa en la que el desempleo ha aumentado tanto en términos mensuales como anuales. Respecto a los descensos mensuales, estos han sido los siguientes: en la agencia de Aoiz se ha dado un descenso mensual del -8,2%, en la de Alsasua del -7,3%, en la de Santesteban un -5,8%, en la de Estella un -3,2%, en la de Tafalla el -2,7%, en Tudela también del -2,7% y, por último, el descenso mensual en Pamplona (conjunto de las tres agencias) ha sido del -2,4%. Como se ha comentado, llama la atención el aumento del desempleo en la agencia de Lodosa, un 13,6%. En términos absolutos se trata de un incremento de 176 personas desempleadas más en un mes.

Respecto a la variación anual, también se ha dado un descenso del desempleo generalizado salvo en el caso de Lodosa. En cuanto a los descensos, hay que señalar que han sido de mayor intensidad. En la agencia de Aoiz (-15%), en Santesteban (-14,2%), en Tudela (-13,6%), en Alsasua (-12,1%), en la agencia de Estella (-10,9%), en la de Tafalla (-9,4%), en Pamplona (conjunto de las tres agencias) un -8,4%.

Por su parte, como se ha mencionado, se ha dado un aumento anual del desempleo registrado en la agencia de Lodosa de un 6,9% derivado del llamativo aumento de las personas registradas como desempleadas del mes de junio del presente 2017. Este hecho está probablemente relacionado con el aumento del desempleo procedente de la industria de la alimentación con fuerte implantación en la zona sucedido a lo largo del mes de junio.

Respecto a la caracterización del desempleo, según sexo, el paro registrado se sitúa en 21.018 mujeres, con un descenso del -1,6% (1.534 paradas menos) y en 14.920 hombres, con un descenso del -3,2% (2186 hombres menos), con respecto al mes anterior. Por tanto, el descenso mensual del paro ha resultado algo mayor entre los hombres.

Si se analiza la variación anual desde la perspectiva de género, se confirma que tras los años más graves de la crisis en los que la distribución fue similar (se produjo una “igualdad a la baja”), se ha vuelto a una distribución más desequilibrada del desempleo: el número de desempleados desciende anualmente en un -12,8% mientras que el descenso para las mujeres resulta menor, un -6,8%. De esta forma, la proporción de las mujeres desempleadas con respecto al total del paro es actualmente del 58,5% cuando a finales de 2009 llegó a ser del 49%.

Por Grupos de Edad, se produce un descenso mensual del desempleo en todos los intervalos de edad. Así, el número de personas jóvenes desempleadas desciende respecto a mayo un -6,4% (242 menos), las personas desempleadas de 25 a 34 años descienden un -2,1% (138 menos), los parados y paradas de entre 35 y 44 años se reducen un -1,4% (130 menos), la población parada de entre 45 y 54 años desciende un -2,3% (205 personas menos en un mes). Por último, el colectivo de personas desempleadas mayores de 55 años se reduce mensualmente un -1,4% (120 personas paradas menos en un mes).

De esta forma, los jóvenes desempleados y desempleadas menores de 25 años son 3.523 (un 9,8% del total), las personas desempleadas de 25 a 34 años representan el 18,3% del total del desempleo (6.571), los parados y paradas de entre 35 y 44 años suponen el 24,8% (8.908), los parados y paradas de entre 45 y 54 representan el 24% (8.629 personas). Por último, el peso del colectivo de personas desempleadas de 55 o más años supone el 23,1%, 8.307 personas.

En cuanto a la variación anual, también se produce un descenso generalizado del paro registrado. Los jóvenes desempleados/as descienden un -8,7% (337 menos), el grupo de entre 25 y 34 años experimenta un descenso del -12,6% (944 menos), el descenso anual de las personas desempleadas de 35 y 44 es del -12,1% (1.226 menos). Por su parte, las personas desempleadas de entre 45 y 54 años descienden en un año un -10,2% (983 menos) mientras que el descenso de aquellas de más de 55 años lo hace un -2,7% (230 menos).

Por nivel de estudios, siete de cada diez personas desempleadas siguen sin contar con una formación superior a la primera etapa de secundaria; suponen el 71,2% del total (25.592). Por su parte, el desempleo de las personas con formación universitaria es del 9,8% del total (3.532 personas). En cuanto a la población desempleada con estudios universitarios conviene significar que siete de cada diez siguen siendo mujeres (un 71,4%).

Por último, por sectores económicos, el desempleo ha descendido mensualmente en construcción y servicios mientras que ha aumentado en el sector primario y levemente en la industria. Así, en la construcción el descenso mensual del desempleo registrado ha sido del -4,1% (96 personas desempleadas menos con respecto a mayo). Por su parte, en el sector servicios el descenso mensual se cifra en un -3,5% (843 personas desempleadas menos). En cuanto a los incrementos, en el sector primario el aumento es de un 4,8% (95 personas más) mientras que en la industria el aumento ha sido del 0,6% (30 más). Por su parte, las personas sin empleo anterior han descendido levemente, un -0,6%, 21 personas menos.

En términos anuales, es reseñable que el paro haya disminuido en todos los sectores de forma notable pero sobretodo hay que destacar el descenso producido en la construcción y la industria. Así, el descenso anual producido en el sector de la construcción ha sido de un significativo -21,3% (600 personas desempleadas menos en un año). Por su parte, el descenso del paro en la industria ha sido del -11,5%, lo que supone 643 personas desempleadas menos en un año. En el sector primario se ha dado un descenso del -8,2%, 186 personas paradas menos. Por último, en el sector de los servicios el descenso anual se sitúa en el -8,7%, lo que supone 2.208 personas desempleadas menos. Estos descensos sectoriales resultan especialmente positivos ya que se afianza la tendencia observada en meses pasados en los que la disminución del paro en términos porcentuales sigue siendo superior en la industria que en el sector servicios. De todas formas, conviene añadir que el paro del sector de Servicios sigue representando aproximadamente un 65% del desempleo registrado mientras que el desempleo procedente de la industria es del 14%, siendo del 6% el derivado de la construcción y también del 6% el del sector primario. Por su parte, anualmente también ha descendido el paro para quien no tenía un empleo un -2,3% (83 personas menos); este colectivo representa el 10% del total del desempleo.

Del análisis de la evolución del desempleo por subsectores económicos hay que destacar, como principales focos del descenso mensual del desempleo: La rama denominada Administración Pública y Seguridad Social (219 personas desempleadas menos en un mes), el comercio al por menor (192 menos), las ramas de actividades sanitarias (112 menos), los Servicios a edificios y actividades de jardinería (100 menos) y las Actividades de servicios sociales sin alojamiento (84 menos).

En un segundo estrato, el comercio al por mayor e intermediarios del comercio, excepto de vehículos de motor y motocicletasla Asistencia en establecimientos residencialescon un descenso de 57 personas desempleadas menos en cada una de las ramas, la Construcción de edificios (55 menos) y las Actividades de construcción especializada (42 menos).

Respecto al aumento mensual del desempleo, destacan las siguientes ramas: en la Industria de la alimentación se ha dado un aumento de 183 personas desempleadas, en Educación el aumento ha sido de 165 mientras que en la Agricultura y ganadería se ha dado un incremento mensual de 95 personas desempleadas más con respecto a mayo.

En cuanto a la variación anual del desempleo, en la mayoría de las ramas de actividad se produce un descenso anual del paro. En todo caso cabe destacar las siguientes:

En el Comercio al por menor, excepto de vehículos de motor y motocicletas el descenso anual es de 372 personas desempleadas, en las Actividades de construcción especializada (298 menos),en la Construcción de edificios (282 menos), en los Servicios de comidas y bebidas (245 menos), en la Administración pública; Seguridad Social (236 menos), en los Servicios a edificios y actividades de jardinería (166 menos).

En contraposición, de las pocas actividades en las que aumenta el desempleo cabe destacar el incremento del desempleo en las denominadas Otras industrias manufactureras (50 más) y en las Actividades relacionadas con el empleo (59 más).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s