El paro baja en Navarra en 1.602 personas en un mes y en 4.402 personas en un año, un descenso del 10,7%.

 

En Estella el descenso del pasado mes ha sido del 6% y en los últimos 12 meses de un 13%.

 

El paro registrado en Navarra ha descendido en 1.602 personas en un mes, un -4,2%, y en 4.402 personas en un año, un “significativo” -10,7%, lo que demuestra que  “se consolida con mayor intensidad la tendencia del descenso del desempleo”. Así lo ha señalado el vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, quien ha abierto este viernes en CIVICAN una jornada organizada por el Observatorio, ha destacado que estos datos demuestran que

El vicepresidente ha señalado que  “si  bien es cierto que el mes de mayo también suele resultar favorable en cuanto a la caída del paro registrado, hay que destacar que en comparación con otros años el descenso resulta mucho más positivo. De hecho, en cuanto a la variación anual, el descenso es mayor que el producido en los años anteriores a la crisis. En términos absolutos de desempleo hay que remontarse hasta enero de 2009 para encontrar unas cifras similares”.

El Observatorio de la Realidad Social del Departamento de Derechos Sociales, que es el organismo encargado de la explotación y análisis de los datos provenientes del SISPE (Sistema de Información de los Servicios Públicos de Empleo), subraya que la incidencia estacional hace que a partir de febrero hasta aproximadamente septiembre se produzca una etapa de bajada del paro para incrementarse hasta principios de año, independientemente del ciclo económico. “La cuestión, tal y como se ha señalado, es comparar la intensidad con la que se producen esas fluctuaciones. Esa comparativa revela que el descenso mensual del desempleo producido en mayo, un -4,2%, ha sido el más positivo desde 2007”.

Variación anual

En cuanto a la variación anual, ese descenso del -10,7% señalado resulta ser el mejor dato de los producidos incluso antes de la crisis. Los descensos anuales de los últimos años han sido los siguientes: en 2016, el desempleo registrado descendió un -7,8%, en 2015 la bajada se situó en el -9,1%, en 2014 fue del -7,6% y en 2013 se produjo un crecimiento anual del paro del 7,3%.

Estos datos corroboran que a pesar de que efectivamente existe una incidencia estacional que influye en el devenir del desempleo, los últimos descensos resultan claramente más acusados y, por tanto, más favorables con bajadas incluso más intensas que las producidas en el ciclo de bonanza económica.

Por otra parte, cabe recordar que la cota máxima de desempleo se alcanzó en Navarra en febrero de 2013, en ese mes la cifra de personas desempleadas fue de 56.524. Es decir, desde entonces la reducción del paro ha sido del -34,9%, lo que supone un descenso de 19.751 personas paradas registradas. De esta forma, si se tiene en cuenta que entre la cota mínima de desempleo (mayo de 2007) y la máxima (febrero de 2013) se produjo un aumento de 37.679 personas desempleadas y que desde entonces se ha reducido el paro en esas 19.751 personas, se ha rebajado o “reparado”, en términos porcentuales, un 52% del desempleo producido, es decir, algo más de la mitad.

Otro elemento de especial transcendencia es el relativo a la cobertura del Sistema estatal de protección por desempleo. Los últimos datos presentados corroboran la evidente limitación del sistema estatal, el nivel de cobertura sigue descendiendo. La tasa de cobertura por desempleo en Navarra correspondiente al mes de abril es del 46,6%. Es decir, más de la mitad de las personas desempleadas con experiencia laboral carecen de cobertura en este sistema (un 53,4%). Pero si además se tiene en cuenta al conjunto de la población desempleada, el número de personas paradas sin cobertura en Navarra se cifra en 22.090 personas. De ahí la gran importancia de contar con herramientas propias de apoyo como la Renta Garantizada.

En el Estado, la tasa de cobertura asciende hasta el 53,8%, es decir, es 7,2 puntos superior. De hecho, mientras que en Navarra la tasa de cobertura ha descendido en un año en 1,4 puntos, en el Estado ha aumentado en casi un punto (0,95).

Por Agencias de Empleo, y en términos mensuales, se ha producido un descenso respecto al mes anterior en todas las agencias. Los descensos han sido los siguientes: en la agencia de Santesteban se ha dado un descenso mensual del -8,9%, en la de Aoiz del -7,7%, en la de Estella de un -6%, en la de Alsasua del -5,6%, en la de Tudela de un -5,1%, en la de Lodosa del -3,7%, en Pamplona (conjunto de las tres agencias) el descenso ha sido del -3,5% y, por último, el descenso mensual en la agencia de Tafalla ha sido del -2,9%.

Respecto a la variación anual, también se ha dado un descenso del desempleo generalizado pero de mayor intensidad. En la agencia de Aoiz (-16,5%), en Alsasua (-14%), en Tudela (-13,3%), en Estella (-13%), en la agencia de Tafalla (-11,7%), en la de Santesteban (-11,6%), en Pamplona (conjunto de las tres agencias) un -9,4% y en la agencia de Lodosa (-7,2%).

Respecto a la caracterización del desempleo, según sexo, el paro registrado se sitúa en 21.360 mujeres, con un descenso del -2,94% (646 mujeres menos) y en 15.413 hombres, con un descenso del -5,84% (956 hombres menos), con respecto al mes anterior. Por tanto, el descenso mensual del paro ha resultado algo mayor entre los hombres.

Además, si se analiza la variación anual desde la perspectiva de género, se confirma que tras los años más graves de la crisis en los que la distribución fue similar (se produjo una “igualdad a la baja”), se ha vuelto a una distribución más desequilibrada del desempleo: el número de desempleados desciende anualmente en un -14,8% mientras que el descenso para las mujeres resulta menor, un -7,5%. De esta forma, la proporción de las mujeres desempleadas con respecto al total del paro es actualmente del 58% cuando a finales de 2009 llegó a ser del 49%.

Por Grupos de Edad, se produce un descenso mensual del desempleo en todos los intervalos de edad salvo en el de los jóvenes menores de 25 años. En este caso se da un ligero aumento del 0,6% lo que supone 23 jóvenes desempleados/as más. Por su parte, las personas desempleadas de 25 a 34 años descienden en un mes un -6,6% (476 menos), los parados y paradas de entre 35 y 44 años se reducen un -4,8% (452 menos), la población parada de entre 45 y 54 años desciende un -5,6% (525 personas menos en un mes). Por último, el colectivo de personas desempleadas mayores de 55 años se reduce mensualmente un -2% (172 personas paradas menos en un mes).

De esta forma, los jóvenes desempleados y desempleadas menores de 25 años son 3.765 (un 10,2% del total), las personas desempleadas de 25 a 34 años representan el 18,2% del total del desempleo (6.709), los parados y paradas de entre 35 y 44 años suponen el 24,6% (9.038), los parados y paradas de entre 45 y 54 representan el 24% (8.834 personas). Por último, el peso del colectivo de personas desempleadas de 55 o más años supone el 23%, 8.427 personas. Esta circunstancia es necesaria tenerla en cuenta a la hora de planificar e implementar líneas y medidas de actuación en relación con la reincorporación laboral.

En cuanto a la variación anual, se produce un descenso generalizado del paro registrado. Los jóvenes desempleados/as descienden un -11,8% (502 menos), el grupo de entre 25 y 34 años experimenta un descenso del -14,8% (1.167 menos), el descenso anual de las personas desempleadas de 35 y 44 es del -13,1% (1.365 menos). Por su parte, las personas desempleadas de entre 45 y 54 años descienden en un año un -13,8% (1.416 menos) mientras que aquellas de más de 55 años lo hace un -3,6% (312 menos).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s